sábado, 26 de diciembre de 2009

Preocupación en el Litoral por creciente del río Paraná

El último pronóstico hidrológico elaborado por el Instituto Nacional del Agua (INA) prevé que en el primer día del 2010, el río Paraná en el puerto de Santa Fe esté por encima de los 5,30 que marca la etapa de alerta y la previsión es de 5,35. En tanto, para el lunes 28, lo estimado en 5,25 y con tendencia creciente. En el centro-norte del Litoral, este de Paraguay y sur de Brasil se prevén lluvias por encima de lo normal.



En tanto en Misiones, la altura actualizada del río Iguazú, en la ciudad homónima estaba hoy en 23,70 metros; el río Paraná en el puerto de Libertad (el más cerca a Iguazú según datos aportado por la Prefectura) 23,05 metros. En tanto que en Posadas, la altura está de 7,13 metros, nivel histórico de creciente.

El 2010 se iniciaría con etapa alerta por el nivel del Paraná, según el diario El Litoral. El último informe prevé en el puerto local de Santa Fe, una altura de 5,35. Seguirán las lluvias en toda la región porque lo que se prevé la continuidad de importante caudal de agua en gran parte del curso medio.

Todas las cuencas están aportando al río Paraná y el embalse de la represa de Itaipú continúa con un nivel muy alto sin capacidad de atenuación de crecidas.


El último pronóstico hidrológico elaborado por el Instituto Nacional del Agua (INA) prevé que en el primer día del 2010, el río Paraná en el puerto de Santa Fe esté por encima de los 5,30 que marca la etapa de alerta y la previsión es de 5,35. En tanto, para el lunes 28, lo estimado en 5,25 y con tendencia creciente.

Siempre según el último trabajo del INA para el primer día de enero mientras la zona esté en etapa de alerta, Goya, Reconquista y Paraná estarán ya en etapa de evacuación.

El nuevo pronóstico hidrológico se conocerá el martes 29 y será el último del año.

En tanto, se aclaró que lluvias intensas podrían provocar que los registros estimados estén por encima de esos valores.

El último fin de semana hubo precipitaciones de entre 10 y 60 milímetros sobre todas las cuencas de aporte al río Paraná en Brasil y el embalse de la represa de Itaipú continúa con un nivel muy alto sin capacidad de atenuación de crecidas.

El informe del INA advierte que la descarga de Itaipú en la última semana fue muy superior a la habitual y prevé que “de ocurrir lluvias significativas en la próxima semana, esta descarga podría aumentar en los próximos días acentuando el caudal alto hacia el tramo argentino-paraguayo del río”.

También llovió en la cuenca del río Iguazú y se esperan precipitaciones más significativas para estos días. “Los embalses emplazados sobre el tramo medio del río se encuentran llenos, sin capacidad de atenuación de crecidas” y se prevé que “el aporte al Paraná podría aumentar durante la próxima semana de registrarse las lluvias previstas sobre la cuenca”.

En el tramo paraguayo argentino del Paraná se esperan lluvias significativas para la semana próxima, mientras que el río Paraguay si bien está en niveles de ascenso no tuvo precipitaciones importantes en su cuenca.

El INA informa que el Paraná tiene caudales altos en todo su paso por territorio argentino a lo que se sumaron lluvias de moderadas a intensas durante el pasado fin de semana. Ya a principios de esta semana, en Corrientes superó los 6 metros, medida considerada crítica en caso de mantenerse en el tiempo.

“Los niveles en el tramo se mantienen ascendentes en todas las estaciones. En la próxima semana se acentuará dicha tendencia que se irá propagando rápidamente hacia el tramo inferior” y el reporte afirma que en días más se superarán los niveles de alerta en todas las estaciones.

Más lluvias

Ya en la primera semana de diciembre, el INA advertía que “se prevén precipitaciones de normales a superiores a la normal, con alta variabilidad espacial, en el sur del Litoral, noroeste argentino, sur de Bolivia, República Oriental del Uruguay y oeste de Paraguay. Se destaca la persistencia de posibles lluvias por encima de lo normal en centro - norte del Litoral, este de Paraguay y sur de Brasil”.

Ese era el resumen de posibles escenarios hidrológicos en la cuenca del Plata durante el período diciembre-febrero firmado por la doctora Dora Goniazdzki, el ingeniero Juan Borús y el licenciado Gustavo Almeira.

“El patrón actual de anomalías de temperaturas de la superficie del mar indica la presencia de anomalías positivas en el Océano Pacífico Tropical indicando condiciones de El Niño. Los resultados de diversos modelos de pronóstico, tanto dinámicos como estadísticos, indican en general condiciones para que se continúe desarrollando El Niño al menos en nuestro verano, con características de quizás moderadas”, plantea el trabajo sobre la situación climática.

La zona partió de un noviembre con importantes lluvias especialmente en el centro del Litoral y en la cuenca del río Uruguay. Después señala que los los resultados de los Centros Mundiales de Pronóstico Climático pronostican con mayor probabilidad lo siguiente para diciembre, enero y febrero:

* En el centro-norte del Litoral, este de Paraguay y sur de Brasil se prevén lluvias por encima de lo normal.

* En el sur del Litoral, noroeste argentino, sur de Bolivia, República Oriental del Uruguay y oeste de Paraguay se prevé un patrón de precipitación normal o superior a la normal, con alta variabilidad espacial.

Pronóstico

El ingeniero Juan Borus, del INA, dijo en declaraciones a LT 10 que el máximo del Paraná se dará cuando venga la crecida de fines de enero y principios de febrero. Según el especialista, en Santa Fe, el río podrá crecer hasta 5,80 y superar el nivel de evacuación. “Pero -dijo- no podemos arriesgarnos a decir un pico de crecida porque falta bastante información a confirmar”.
http://www.misionesonline.net/paginas/detalle2.php?db=noticias2007&id=148310