viernes, 29 de mayo de 2009

Malformaciones en Misiones por uso de Agrotóxicos

En Misiones, 5 de cada 1000 niños nacen con malformaciones. Los casos se reiteran en las zonas tabacaleras y papeleras, donde se usan agrotóxicos, y el problema se traslada a todo el ambiente, con la degradación del suelo, la contaminación del aire y el envenenamiento de los cursos de agua.

En Misiones, 5 de cada 1000 niños nacen afectados de Meliomeningocele, una malformación del sistema nervioso central. Los casos se reiteran en las zonas tabacaleras y papeleras, donde se usan agrotóxicos, y el problema se traslada a todo el ambiente, con la degradación del suelo, la contaminación del aire y el envenenamiento de los cursos de agua. La provincia cuenta con una norma creada para evitar estas situaciones, la Ley de Agrotóxicos 2980, que debe ser aplicada por el Ministerio de Ecología.

Los problemas de salud quedaron demostrados por las investigaciones que lleva adelante el doctor Juan Carlos Demaio, jefe de cirugía del hospital provincial Ramón Madariaga. Sin presupuesto y contra los intereses de tabacaleras y papeleras, alertó a tomar conciencia y parar de una vez con el uso indiscriminado de agrotóxicos que mal forman el futuro. Cabe tener en cuenta que en Misiones se estima que cerca del 13% de su población tiene alguna discapacidad, duplicando casi la media nacional. Este alerta se produjo en el marco de las Terceras Jornadas de Discapacidad y Derechos Humanos que, organizadas por la CTA, PAMI y la Secretaría de Derechos Humanos tuvieron lugar en Posadas días atrás.

Las investigaciones de Demaio comenzaron con la detección de un gran número de chicos con malformaciones del sistema nervioso central, llamada mioelomelingocele (MMC), que implica que nazcan con la medula abierta, quedando con incontinencia urinaria, fecal y trastornos motores de miembros inferiores. Ante esta detección en 1987 creó el Centro de Investigación, Estudio y Tratamiento de Enfermedades Malformativas de Misiones, que comenzó por identificar en qué zonas habían sido gestados los niños afectados ya que esta malformación se provoca en los 28 días de gestación. "Luego de visitar todas las zonas rurales y ver el consumo de agrotóxicos certificamos que nuestros pacientes venían de los lugares donde más agrotóxicos se utilizaban", afirmó. "Son 5 de cada 1000 nacidos los nacen con MMC".

La investigación

Cinco de cada 1000 niños misioneros padecen malformaciones por causa de los agrotóxicos.

Como explicó Demaio, estas investigaciones fueron paralelas a las del genoma humano por lo que se comenzó a buscar en los genes que manejan la detoxificación del medio, cuál podía ser el gen responsable de esta malformación. Trabajaron con niños sin ninguna patología, viendo cómo se comportaba su genoma frente a la presencia de Hidrocarburos Policíclicos Aromáticos que se encuentran como contaminantes, vehículos o en la estructura química principal de muchos plaguicidas que se utilizan en la provincia de Misiones. El resultado fue que los pacientes con MMC tenían una diferencia muy significativa en cuanto al gen estudiado y a las formas mutadas del mismo que le confieren a quien lo porta una susceptibilidad especial a los contaminantes, provocándoles fenómenos de mutagénesis, teratogénesis y toxicidad. La perdida de capacidad de aprendizaje por modificación del genoma humano implica que se sea transmitida a los propios hijos. Todas estas lesiones están contempladas en la ley de agrotóxicos, la cual en su Art. 7 dice que no deben utilizarse aquellos agroquímicos que está prohibido su uso en su país de origen o en un país desarrollado que se haya demostrado que producen las lesiones mencionadas. "Esto se hizo acá, sin presupuesto, sin ayuda y en contra de todos los que financian los proyectos de investigación que les conviene porque esta provincia no se fumiga con la mochila detrás de la espalda, sino con aviones", señaló, y denunció:"Cuando vemos qué presupuesto tiene para Latinoamérica Monsanto, que tiene su gran agencia acá en Posadas, 30 mil millones de dólares son los que invierten en agrotóxicos para que unos pocos sean muy ricos y para que todos los demás seamos discapacitados". En el 2001 fue aprobado un proyecto de ley, por iniciativa de Demaio, sobre el uso de ácido fólico en mujeres en edad gestacional, el cual disminuye el riesgo de MMC. Sin embargo, la ley sigue sin cumplirse.

En Misiones la manipulación de estos venenos está regulado por a Ley de Agrotóxicos 2980. Bajo responsabilidad del Ministerio de Ecología.

La situación en Corrientes

Pesticidas utilizados en plantaciones de tomate en Santa Lucía estarían contaminando napas de agua en esa localidad, según informó el coordinador regional del Instituto de Cultura Popular (INCUPO), Ernesto Estharinger, en diálogo con el diario Momaradu.com.

Santa Lucía, ubicada en el sureste de Corrientes, es una de las localidades de la provincia con mayor desarrollo de plantaciones de tomate. Las napas de agua estarían contaminadas por el uso indebido de pesticidas en tomateras, y en varios productores de la zona se habría registrado síntomas de "envenenamiento" debido al contacto directo con sustancias tóxicas utilizadas en esos cultivos y en los de frutillas y sandías. “Por lo general, la contaminación no actúa en el momento y en forma directa sobre las personas y sí en cambio, producen graves efectos a largo plazo como leucemias o malformaciones congénitas". La situación se reiteraría en Goya, Lavalle y Bella Vista.

La situación en Paraguay

Paraguay es el tercer exportador y el cuarto productor mundial de soja. El 85% de las semillas plantadas pertenecen a Monsanto. El Ministerio de Salud registró 430 casos de envenenamiento y muerte entre los años 1999 y 2000.

En este contexto, quizás el caso más resonante en Paraguay sea la muerte del niño Silvino Talavera, ocurrida en Pirapey en enero del 2003. Se trata de un caso emblemático porque no es el único caso de campesinos muertos por agrotóxicos en zonas "sojeras" del país, y porque dio origen el primer juicio a productores, condenados a sólo 2 años de cárcel.

“El niño, de tan sólo 11 años falleció luego de 5 días de intensa agonía en el hospital regional de Encarnación. Lo habían trasladado desde su casa, en Pirapeý, donde días atrás él y su hermana habían sido rociados con los herbicidas Roundup y Cipermetrin. Poco después, las investigaciones científicas demostraron que había muerto por intoxicación con los agrotóxicos que usaban los sojeros brasileños de origen alemán Lauro Lautenslager y Herman Schelnder. La familia de Silvino tenía su chacra al lado de las plantaciones de soja” (ABC Color).

Roundup y Cipermetrin, son los herbicidas que intoxicaron a Silvino Talavera y a su hermana que logró sobrevivir, pero tendrá que acarrear las consecuencias de la intoxicación por el resto de su vida. Son dos herbicidas producidos por la multinacional estadounidense Monsanto, poderosa a nivel mundial, productora de semillas transgénicas y agrotóxicos.

Efectos en el ambiente

Con el monocultivo como forma de producción agrícola y forestal predominante, se ha generalizado el uso de los agrotóxicos en la región. Estos venenos dañan los suelos, acuíferos, contaminan el aire y afectan la salud de millones de personas (trabajadores del campo, consumidores y población en general). La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que de un total de 3 y 5 millones de casos anuales de agricultores afectados, 40.000 mueren por intoxicaciones agudas y aclara que éstas son sólo parte visible de los daños causados por estos productos.

El impacto ambiental provocado por los pesticidas afecta a todos los seres vivos y no sólo a las denominadas plagas. Al persistir en el ambiente mucho tiempo después de su aplicación, su concentración puede llegar a incrementarse provocando nocivas para el hombre y la naturaleza.

La población en general puede encontrarse expuesta a este tipo de contaminación, no sólo por la degradación del suelo (esterilizan y convierten el suelo en una tierra inerte, ya que anulan la acción de la microfauna y flora necesarias para la conversión, fijación y asimilación de nutrientes de la atmósfera), contaminación el aire y envenenamiento del agua, sino también por el uso doméstico de plaguicidas que provocan constantes intoxicaciones en adultos y sobre todo en niños.


USO DE AGROTÓXICOS EN EL CULTIVO DE TABACO: SUS CONSECUENCIAS EN LOS ACTORES SOCIALES Y EN EL ESPACIO GEOGRAFICO DE LA ZONA CENTRO DE LA PROVINCIA DE MISIONES, ARGENTINA.

GEOGRAFÍA MÉDICA Y DE LA SALUD

LICENCIADO SERGIO LUIS ALBERTO PÁEZ

Los agrotóxicos son una espada de doble filo, fueron una gran solución contra el hambre y las enfermedades de la humanidad y salvaron millones de vidas. Pero su toxicidad está en continuo contacto con nosotros, con nuestros alimentos y nuestros recursos naturales. Con el uso intensivo de los agrotóxicos la agricultura se encarriló por un camino inicialmente fácil, pues era sencillo y traía aumentos de productividad. Pero a largo plazo, este camino, como ahora ya se vislumbra, es un camino muy peligroso para la vida en la superficie terrestre.


http://estaticos02.cache.el-mundo.net/suplementos/imagenes/2005/12/26/1135616756_0.jpg


La provincia de Misiones es la principal productora de tabaco a nivel nacional. Esta actividad involucra a 17.000 productores, quienes con sus familias conforman un universo de más de 80.000 personas directamente ligadas a la producción, que en forma directa e indirecta se ven afectadas por el uso de agrotóxicos.

En los últimos años se han registrado el mayor número de casos de enfermedades en las personas y malformaciones genéticas, debido al mal uso de los agrotóxicos en las prácticas de cultivos como el tabaco. Con el monocultivo como forma de producción predominante, se ha generalizado el uso de los agrotóxicos en la región. El contacto con los agrotóxicos y su entrada al organismo -a través de la piel, la respiración y/o ingestión-, se producen por exposición laboral y en el hogar debido a usos y aplicaciones incorrectos, falta de medidas preventivas y de protección, almacenamiento inadecuado, reutilización de envases (comedores de animales, almacenamiento y traslado de agua). Se han detectado residuos de órganos fosforados en personas donde la única probabilidad de encuentro con los pesticidas es por ingestión.

En Misiones cinco de cada 100 chicos nacen afectados de Mielomelingocele (MMC), una gravísima malformación del sistema nervioso central, que implica que los niños nazcan con la médula abierta, quedando con incontinencia urinaria, fecal y trastornos de miembros inferiores. Esta malformación se provoca en los 28 días de gestación; los componentes agrotóxicos ingresan al feto a través de la placenta y se excretan en la leche materna, amenazando el derecho de las mujeres de proteger su salud reproductiva y la salud de las futuras generaciones. También el uso indebido de los agrotóxicos produce la perdida de capacidad de aprendizaje por modificación del genoma humano, y esto implica que sea trasmitida a los descendientes. La incidencia se extiende a las zonas donde más se utilizan los agrotóxicos (zona centro de la pcia, localidades de Aristóbulo del Valle, Dpto. Cainguás; San Vicente, Dpto. Guaraní; y Colonia Aurora, Dpto. 25 de Mayo). Se estima que cerca del 13% de su población tiene alguna discapacidad, duplicando la media nacional.

Misiones es una de las zonas tabacaleras donde se aplican con mayor frecuencia los productos agrotóxicos, debiéndose incentivar la educación para la salud y prevención, control de tipos de agrotóxicos, como así también la revisión de los instrumentos que se utilizan para fumigar, tarea que debería ser llevar adelante por la A.P.T.M. (Asociación de Plantadores de Tabaco de Misiones), en colaboración con el Estado y Salud Pública.

Aunque los agrotóxicos han sido diseñados para ofrecer una alta especificidad de acción, su uso genera innumerables efectos indeseados como la generación de organismos resistentes, la persistencia ambiental de residuos tóxicos y la contaminación de recursos hídricos, además de la degradación de la flora y fauna. Al aparecer resistencia en la especie a combatir, se requiere el incremento de las cantidades necesarias de agrotóxico o la sustitución por agentes más tóxicos para lograr controles efectivos. La permanencia de los agrotóxicos en el medio favorece la incorporación a las cadenas tróficas, la acumulación en los tejidos grasos humanos y animales y la biomagnificación.

Las aguas contaminadas expanden el tóxico a la flora y fauna produciendo la muerte de especies, el aumento de la intoxicación humana, la pérdida de los cursos de agua como recursos utilizables y la probable contaminación de las reservas hídricas (acuíferos). Asimismo, la aplicación sistemática de agrotóxicos altera los equilibrios existentes en las cadenas tróficas normales al causar la desaparición o disminución de los enemigos naturales de distintas plagas, de descomponedores de materia orgánica, de incorporadores de nitrógeno y de otras especies vitales para el ambiente como por ejemplo los polinizadores. Además se produce la destrucción de recursos genéticos y se ocasiona el empobrecimiento de la biodiversidad. Un efecto adverso adicional proviene de los envases y contenedores vacíos. En la provincia de Misiones no existen normativas para su eliminación y frecuentemente se realiza la incineración a cielo abierto, sin tener en cuenta que algunos productos al ser expuestos al calor desprenden dioxinas cuya toxicidad es ampliamente mayor que el agrotóxico original.

El impacto ambiental provocado por los agrotóxicos en el medio es sumamente grave, en el aire por ejemplo, la combinación de humedad y calor en la atmósfera - componentes constantes del clima misionero-, crean un ambiente propicio para el desarrollo y proliferación de enfermedades respiratorias, agravadas por la incorporación de partículas nocivas (dioxido de azufre, sulfatos, etc.), producto de la aplicación de agrotóxicos en el cultivo de tabaco; todo este aire enrarecido es el que respiran los trabajadores rurales y sus familias.

La incorporación excesiva de agrotóxicos en el suelo, ocasiona que el mismo se transforme en estéril, ya que se torna una tierra inerte, los químicos anulan la acción de la microfauna y flora necesaria para la conservación, fijación y asimilación de nutrientes de la atmósfera; sobre todo en un suelo laterítico y reciente como lo es el suelo de la provincia de Misiones. En relación con la contaminación de los cursos hídricos (arroyos), se destacan el arroyo Cuña Pirú, en la localidad de Aristóbulo del Valle; los arroyos Chafariz y Tarumá, en San Vicente; y los arroyos Baque y De los Muertos, en Colonia Aurora; que podrían estar contaminados por lixiviación o lavado de recipientes, ya que atraviesan chacras donde se utilizan agrotóxicos.

Licenciado Sergio Luis Alberto Páez. 22 de Febrero de 2008

Departamento de Geografía –Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya” Posadas-Misiones.